Hub de innovación, o ¿cómo maximizar tu potencial como emprendedor?

La tecnología moderna hace que todo marche y avance a pasos de gigante: desde cosas tangibles; dispositivos tecnológicos como los laptops y celulares; hasta intangibles como las aplicaciones web o el dinero virtual. Cada día se está trabajando alrededor del globo para que frecuentemente existan nuevas tendencias innovadoras a las que debemos adaptarnos (más temprano que tarde).

Por esto es que espacios como los ‘Innovation Hubs’ son cada vez mas comunes, pues son un lugar para aprender, trabajar y crear. Los Hubs de Innovación son centros de investigación que le dan a sus miembros toda la asesoría especializada en tendencias tecnológicas, conocimiento relacionado con innovación estratégica y percepciones de la industria.

Siendo ambas comunidades de emprendimiento; y es por esto que se tiende a confundir un Coworking Space con un hub de innovación. Pero es que mientras un coworking no tiene necesariamente las cualidades de un hub, puede convertirse en uno teniendo la misión de incentivar la innovación, promoviendo el aprendizaje y las lluvias de ideas, creando así lo que llamamos una comunidad colaborativa.

Los Hubs de Innovación ofrecen combinaciones de diferentes servicios y siguen distintos modelos de negocios y sostenibilidad. Usualmente los hubs están ubicados en zonas estratégicas y de fácil acceso que los hacen bastante atractivos para la audiencia segmentada. En la mayoría de hubs, los miembros tienen acceso a un puesto de trabajo, comodidades de oficina, eventos educativos y de networking; además de una red de contactos y conexiones que hacen parte del lugar.

Los hubs también cuentan con un host o anfitrión que es esa pieza que conecta a los miembros de la comunidad, afianzando nuevas relaciones y amistades, organizando eventos, encargándose del funcionamiento de la oficina y generando ese espacio agradable en el que todo fluya con facilidad. El ambiente físico de un hub se complementa generalmente con las comunidades virtuales en las redes sociales.

Pero… ¿Qué hace un hub de innovación tan especial?

1. La diversidad:

En una comunidad como un hub de innovación se moldean emprendedores y freelancers con mentalidades que si bien son similares, mezclan conocimientos muy diferentes que llegan a complementarse. Esto potencia al máximo la creatividad y las posibilidades de innovar en grande.

2. El impacto:

Usualmente las incubadoras se enfocan en el crecimiento financiero de un emprendimiento, mientras que un hub -sin dejar de lado la importancia de las utilidades-, se enfoca en crear proyectos que impactan a la comunidad y marquen una diferencia en el mundo.

3. Crear una comunidad:

La idea de un hub es crear una subcultura, ese espacio privado donde la innovación colaborativa sea la meta principal. Los miembros de la comunidad, todos con diferentes profesiones y distintas procedencias, trabajarán a la par intercambiando ideas, generando opiniones y compartiendo conexiones.

4. La Innovación dinámica:

Los hubs están constantemente en la búsqueda de nuevas ideas, es por esto que en lugar de tener un ambiente individualista, se fomentan eventos como concursos, Hackathons,  Bootcapms, Workshops, desafíos, pitches y lluvias de ideas. En un hub no se trata de forzar la innovación, sino que se crea la atmósfera perfecta para que la innovación sea la consecuencia lógica del día a día.

En conclusión, los Hubs de Innovación cambiarán la visión sobre cómo debe ser un ambiente laboral para un emprendedor o freelancer. Son el espacio perfecto para que no solo recibas conocimiento, sino que aportes ese mismo valor a otras personas, creando proyectos con el “superpoder” de cambiar al mundo.

Y tú, ¿Qué esperas para unirte a un hub?

Agregar comentario