5 motivos para estar en un Coworking según Charles Clinton

Los coworking spaces son, en muchas formas, exactamente como el estereotipo que estas imaginando en tu mente –café orgánico gratis (y a veces cerveza), muebles para descansar, mesas de ping pong o futbolín  y un mar de jóvenes ocupados que usan computadoras Apple. Mientras ese tipo de comodidades son las primeras que vienen a tu mente cuando consideras trabajar en un coworking space, el valor real está bajo el capó.

Charles Clinton, CEO de Equity Multiply, enumera 5 razones para estar en un coworking y como habla desde su propia experiencia nos parece genial compartir contigo los beneficios que da desde su punto de vista en el blog que tiene publicado en entreprenur.com

  1. Puedes pagarlo.

Hay muchas opciones que puedes encontrar para ajustarse a casi cualquier presupuesto. Puede que sea más costoso que robar WiFi en una cafetería pero es alcanzable mucho antes que un arrendamiento a largo plazo de una oficina.

  1. Crecen tu espacio crece tu compañía.

Nada es estático para una Startup y un espacio de coworking está diseñado para ser flexible y acomodarse al crecimiento. ¿Tienes cinco empleados en un mes y diez el próximo? No hay problema, puedes cambiarte a una oficina más grande al final del pasillo.

  1. Tienen cosas que ni siquiera sabias que ibas a necesitar.

Las empresas de coworking están muy familiarizados con las necesidades de las Startups y la mayoría de ellos ofrece servicios que ayudan a tu negocio a crecer. Una variedad de actividades desde noches de pitchs frente a inversores hasta cosas mundanas como ayudas con la contabilidad. Incluso si la compañía como tal no puede ayudarte siempre puedes preguntarle a tu vecino por un consejo.

  1. Network, network, network.

Mientras que los jóvenes  dominan demográficamente los espacios de coworking, el ecosistema de personas, compañías e industrias es  en realidad increíblemente diverso. Por cada Startup en tecnología, hay un abogado o una productora de videos. Nunca sabes a quien vas a conocer y con quien podrías colaborar.

  1. Rodéate con energía positiva.

No subestimas lo difícil, psicológicamente hablado, puede ser la vida de una Startup. Siempre habrá momentos en que dudes de ti, de tu compañía y tu misión y muchas noches cuando estés trabajando hasta tarde mientras tus amigos y familia están haciendo algo divertido. Rodearte con personas inteligentes, dedicadas y trabajadoras es la mejor cura para esos momentos oscuros de la vida del emprendedor. Lo que seas por lo que estés pasando alguien ya lo habrá enfrentado (y superado) y es genial tener quien te lo recuerde.

Agregar comentario