Inteligencia emocional, 4 hábitos para cultivarla

A diario nos encontramos con situaciones que nos gustaría evitar, en la casa, en la calle y por supuesto en el trabajo. Es difícil estar cien por ciento conscientes de cómo nos percibe el mundo, sin embargo la inteligencia emocional es un hábito que debemos cultivar.

Pero, ¿Qué significa ser inteligentes emocionalmente?

Es la capacidad que pueden llegar a desarrollar los seres humanos para responder positivamente ante distintos escenarios de estrés o conflicto. Haciéndonos conscientes de las consecuencias tanto internas como externas de una buena respuesta o por el contrario de una no tan buena.

Existe entonces la facilidad para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otras personas  y la capacidad para comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios.

Por años se han desarrollado investigaciones alrededor de este tema, queremos presentarte 4 actividades que  puedes trabajar en torno a ella para lograr una máxima optimización de tu tiempo y por tanto aumentar la productividad en tu empresa.

  1. Al terminar una sesión de feedback, una reunión pautada o una cita con un cliente pregúntate qué hiciste para hacer sentir a la otra persona a gusto, cómo podrías ser más empático.
  2. Escribe una meta a corto plazo, una que puedas cumplir en una semana y que complemente una meta mayor. ¡Recuerda! no es solo pensarla sino colocarla en un lugar visible a diario, la intención es que siempre recuerdes que esa semana tiene un propósito para ti y tu equipo.
  3. Ten una conversación con una persona con la que hace mucho no hablas o a la que no conocías, explotar tus habilidades sociales podría dar frutos en un futuro.
  4. Cuenta hasta 3 antes de dar una respuesta a alguien con la que sabes se te hace difícil tratar. Podrías evitar discusiones y ahorrar algo de tiempo.

Comienza ya a practicar estos tips, siempre hay motivos para ser la mejor versión de ti, pero claro es cuestión de práctica.

Puedes también pensar cuáles son tus puntos fuertes y puntos débiles, crear tus propios métodos y desarrollar tu inteligencia emocional según tu personalidad.

Agregar comentario